Ocho migrantes iraníes se cosen la boca en “la jungla” de Calais

COCIDO

Estas ocho personas se han manifestado por una de las aéreas que siguen sirviendo de refugio para miles de migrantes por lo que consideran un ataque a sus derechos. “Somos seres humanos”, “¿dónde está vuestra democracia?” o “¿dónde está nuestra libertad?”, son algunos de los lemas que han exhibido estos ciudadanos iraníes a través de unas pancartas.

“Somos seres humanos”, “¿dónde está vuestra democracia?” , son algunas de las pancartas con las que protestan

“Estas personas se han cosido la boca porque su refugio acababa de ser destruido”, ha declarado François Guennoc, de la asociación francesa “El refugio de los inmigrantes”. “Nos han pedido que les cosiéramos la boca y evidentemente les hemos contestado que no”, ha asegurado Olivier Marteau, responsable de Médicos sin Fronteras en Calais. “Al final se han cosido ellos mismos la boca de una manera poco sanitaria: utilizando hilo y esterilizando las agujas en el fuego”, ha añadido Marteau, quien confía en que “pasen pronto por la consulta para evitar cualquier posible infección”.

Preocupación

Según los responsables de las asociaciones solidarias que se encuentran en Calais, “este hecho muestra claramente que las soluciones propuestas no les interesan a los inmigrantes”.

Entre estas medidas se encuentran el traslado a uno de los ciento dos centros de acogida y orientación de Francia; la admisión en el Centro de acogida provisional para mil quinientas personas situado en la parte norte de “la jungla”; o cobijo en una de las cincuenta tiendas de la Seguridad civil.

Por otro lado, la Federación de asociaciones solidarias ha criticado el mal funcionamiento del dispositivo de los centros de acogida. Esta federación denuncia la falta de información aportada a aquellas personas que aceptan irse de Calais, al mismo tiempo que ha mostrado su preocupación por lo que pueda ocurrirles a estas personas a partir del 31 de marzo, fecha en la que numerosos centros de acogida cerrarán como consecuencia del fin de la tregua invernal.

“Nada justifica estos extremos”

Fabienne Buccio, de la Prefectura del Paso de Calais, ha asegurado mostrarse“profundamente emocionada” tras conocer la acción llevada a cabo por los ocho ciudadanos iraníes. “Haremos todo lo que esté en nuestra mano para que estas personas reciban los cuidados más apropiados, si bien nada justifica llegar a tales extremos cuando además el Estado ya está haciendo todo lo posible para sacar a los inmigrantes de las condiciones indignas en las que sobreviven”. “La desinformación y los discursos extremistas que deforman interesadamente la realidad de las soluciones propuestas, crean un clima de tensión irracional e injustificado, cuando toda la energía debería estar dedicada a la aportación de ayuda y asistencia a los inmigrantes”, ha concluido Buccio.

Ayuda económica británica

Harlem Désir, secretario de Estado francés para asuntos europeos, ha declarado que la ayuda económica aportada por parte del Reino Unido en la crisis de los migrantes de Calais “va a verse aumentada en veinte millones de euros”.

La contribución británica a la gestión de la crisis es “de más de 60 millones en este momento, pero habrá una aportación suplementaria de 20 millones”, ha asegurado Harlem en Radio France Internationale. Esta ayuda contribuirá a “mejorar la seguridad de las zonas de acceso al túnel de Calais” así como “la lucha contra las redes mafiosas y la financiación de los centros de acogida de migrantes en Francia”.

get_app 0
remove_red_eye46
mode_comment0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*